El Signo

Sugerimos dos modalidades. La primera puede consistir en colocar en un lugar visible el cartel con el lema y un árbol lleno, como nos dice la parábola, de cintas blancas. Además, para que el signo no se quede en el templo, sino que durante toda la Cuaresma lo tengamos presente y consigamos así darle continuidad, se han elaborado unas pulseras blancas de silicona con el lema elegido y  el recuerdo de las JMJ 2011, que se entregarán al terminar la celebración para que, llevándola puesta, recordemos que estamos en camino de regreso. Se han encargado 5000 unidades al precio de 0.4EUR. Para encargarlas han de llamar a las librerías diocesanas en donde estarán disponibles hasta agotar existencias.

 ...  ALGUIEN ME ESPERA ...........  JMJ 2011

Otro signo sería entregar a cada persona una cartulina con el cartel de "SE BUSCA" pero en el lugar de la silueta se le puede pegar una cartulina reflectante que simule un espejo. El esperado y buscado en esta Cuaresma somos cada uno de nosotros. Estas tarjetas tendrían que elaborarlas cada uno.