Consola del órgano: teclados y registros

La consola es la estructura que contiene los mandos que utiliza el organista para tocar. Será diferente según el tipo de órgano

Puede estar integrada en la caja del órgano o independiente de ésta.

        

Teclados

El órgano puede tener uno o más teclados - en España, hasta la época del barroco, solían disponer de un solo teclado - Cada uno con un número de notas que varía según la época de su construcción.

En los cinco últimos siglos han ido evolucionando, en Europa, desde 38 a 56 teclas. Lo más habitual son 56 notas por teclado (de Do1 a Sol5, donde los números hacen referencia a la octava correspondiente). Están dispuestos de forma escalonada: uno encima del otro. Se les llama teclados manuales Dispone además de un teclado que se toca con los pies, conocido como teclado pedalero 

  • Teclado manual: Octava corta

 Hasta principios del s. XIX se construían órganos con menos notas en la primera octava - octava corta -. De esta manera la octava más grave del teclado presentaba una distribuciòn distinta de los tonos, desapareciendo las notas DO# - RE# - FA# y SOL#. Las 8 teclas "MI - FA - FA# - SOL - SOL# - LA - LA# - SI" corresponderían a: "DO (C)- FA (F)- RE(D) - SOL (G)- MI (E)- LA (A)- LA#(A#) - SI (B)", como se indica en el dibujo adjunto

  • Teclado pedalero

Tiene generalmente una extensión de 30 notas (de Do1 a Fa3), aunque los hay de 27 y de 32. Este teclado proporciona los sonidos más graves del órgano.

 Este teclado, como lo conocemos actualmente, no llegó a los órganos españoles hasta el s. XIX, aunque se iniciara en Alemania en el s. XIV . Sin embargo en los órganos españoles se inventaron las contras (abreviación de la palabra contrabajo) que cantaría la 8ª grave del flautado principal, que sería lo más propio, o bien al unísono con él. Algunas de las formas de construcciónn son las pisas, situadas debajo de la consola, a los pies -; y los botones o tarugos de madera o metal, que recuerdan a las teclas de las antiguas máqunas de escribir, que soresalen ligeramente del tablado , tocando casi el pedestal; permitían engancharse a la primera octava del teclado manual- (El Órgano Barroco Español, J.Angel de la Lama, 1995) .

También es interesante la presencia de rodilleras: Por medio del movimiento de las rodillas se podían controlar algunos registros.

 

Tiradores

Permiten seleccionar los juegos o familias de tubos que se quiera hacer sonar.

En los órganos más modernos se emplean interruptores