Cuaresma 2011

Cuaresma: "ALGUIEN ME ESPERA"

Bajo este lema queremos ofrecerte este año, desde la Delegación de Liturgia, los materiales para motivar y ayudar a vivir mejor este tiempo de Cuaresma como camino hacia la Pascua. 

Hablamos y repetimos muchas veces que estos cuarenta días que nos regala la Iglesia son un tiempo precioso para ponernos en camino, para empeñarnos en serio en regresar de todos esos lugares y situaciones por las que nos hemos perdido, repitiendo una y otra vez, hasta cansarnos, la palabra "conversión". Y aunque eso no deja de ser verdadero ni necesario, nadie regresa a casa, se pone en camino, si no se sabe esperado. Eso es lo que queremos potenciar y ese es el matiz con el que les ofrecemos trabajar esta Cuaresma.

No se trata de hacer una revisión pormenorizada de nuestros extravíos sino ayudar a descubrir, que antes de que tomáramos la decisión de volver, ya nuestro Dios, como el padre de la parábola, nos esperaba y salía cada tarde a mirar el horizonte para ver si regresábamos a casa. La pregunta no es: "¿Cómo puedo encontrar a Dios, regresar a su casa?" sino más bien: "¿Cómo puedo dejarme encontrar, ser consciente de que en casa me esperan?" Dios es ese que me busca mientras yo me escondo, que me espera mientras yo recorro otros caminos. La Cuaresma bien vivida, puede ser "la historia que hable de un amor que ya existía antes de cualquier rechazo y que estará presente después de que se hayan producido todos los rechazos" como nos dice H. J. Nouwen en su famoso libro "El regreso del hijo pródigo".

Por eso hemos preparado estos materiales que pueden servirnos para motivar, en libertad, el camino cuaresmal de este año