Aportación económica

Los sacramentos ni se compran ni se venden. Deben administrarse gratuitamente. Pero también es cierto que la  celebración de una boda supone una serie de gastos que deben  ser pagados por la parroquia: expedientes, libros, luz,..... 

Por otra parte, los cristianos debemos colaborar para sostener a la iglesia y ayudarla a seguir adelante cumpliendo su misión. A veces ocurre que no nos duele pagar un montón de dinero en gastos que rodean a la celebración de la boda (álbum de fotos, vídeo, flores, banquete,.... ) y si nos duele aportar un donativo para ayudar a la parroquia, que es la que le proporciona lo mas importante: la celebración de su matrimonio. 

Por eso, hacemos una llamada a su conciencia. Les invitamos a que, con ocasión de su boda, colaboren aportando  una ayuda económica a la parroquia, que tiene bastantes necesidades.

Esperamos que estas orientaciones sirvan para preparar y celebrar bien su matrimonio. Ojalá su boda sea un acontecimiento que les ayude a encontrarse en profundidad con Dios. 

Buena suerte y un abrazo para los dos.